Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

El nuevo álbum de Ricardo Montaner “Tango” tiene un poco de su niñez y sus raíces

5F46AXG3BBETTJTXKRPSM5JSVU

Cuando Ricardo Montaner era un niño, su padre, Eduardo Reglero, solía subirlo a la mesa después de comer el tradicional asado argentino y le pedía que cantara un tango para la familia. En su casa, ubicada en Valentín Alsina, en Buenos Aires, Argentina, sus padres y su abuelo, Laurentino Pantaleon Reglero, eran amantes del género. Montaner, de 64 años de edad, creció entonces escuchando a Carlos Gardel, Ignacio Corsini o Juan Carlos Baglietto; creció cantando sus versos y escuchándolos en la voz de sus padres.

Aunque de niño no se imaginaba el éxito y la carrera musical que le esperaba, sí estaba seguro de que quería honrar esa pasión que sentía su familia por el tango. Le prometió a su padre y a su abuelo que algún día sacaría un álbum donde interpretaría esas canciones para honrar sus raíces. Y así fue: el pasado martes 24 de mayo, a la medianoche, se estrenó Tango, su nuevo álbum.

«Sin lugar a dudas, Tango es mi reencuentro con mi ADN, mi niñez y mis raíces. Es una manera de cumplirle a mi abuelo y a mi papá la promesa que les hice», comenta Montaner en rueda de prensa virtual. El disco está compuesto por 11 temas que representan el legado de los que escribieron la historia del género. Incluye desde «El día que me quieras» de Gardel, pasando por «Nostalgias» de Enrique Cadícamo hasta «Cuartito azul” de Corsini.

La selección de las piezas que conforman Tango no fue fácil, revela Ricardo Montaner. Antes de decidirse por los 11 temas finales, el cantante explica que tenía aproximadamente más de 30 canciones del género como posibles candidatas.

Finalmente, con ayuda de sus productores Diego Núñez y Gerardo Rozín, se logró definir las que se incluirían en este nuevo disco, dejando las otras para Tango 2, en el cual Ricardo Montaner ya se encuentra trabajando. «Estos 11 temas finales significan mucho para mí  y mi familia», explica.

El disco, además, contará con un documental de 30 minutos que se estrenó en el canal de YouTube de Montaner. Allí el artista muestra todo el proceso creativo detrás de su nuevo álbum, entrevistas inéditas y lo que se vivió en el estudio de grabación que, varias veces, fue el escenario de momentos conmovedores.

«En las grabaciones hubo momentos en los que tuvimos que parar para respirar y volver a seguir. El álbum te lleva por una carretera de momentos sensibles, dolorosos, hay canciones muy duras. Creo que la gente se va a sentir muy bien escuchando el álbum», confiesa.

Montaner sabía que para cumplir una promesa tan importante para él y su familia, debía enfocar sus esfuerzos en hacerlo bien y, además, respetar el legado de quienes escribieron la historia del género. Por eso, el cantante con más de 30 años de carrera musical eligió el estudio de grabación ION, ubicado desde 1956 en una vieja casona en el barrio Balvanera, en Buenos Aires. Allí, en ese emblemático lugar, varias figuras reconocidas del tango grabaron sus discos.

Una vez escogido el estudio, Montaner reunió a una orquesta de doce integrantes conformada por los más destacados instrumentistas del género, a quienes dirigió el maestro Andrés Linetzky, encargado también de realizar los arreglos de su álbum.

«Este disco ha sido un reto de años que me resulta  muy atractivo, esperé el tiempo suficiente para estar lo suficientemente maduro y libre como artista para poder hacerlo», comenta.

Para las grabaciones, además, Montaner pidió utilizar los mismos micrófonos con los que se grabaron algunas piezas inmortales del género. El seteo de la sala estuvo a cargo de Jorge «El Portugués» Da Silva, que a sus 87 años ha participado en incontables sesiones en ese estudio. Da Silva trabajó bajo el control de calidad de Osvaldo Acedo, quien grabó a cantantes de la talla de Goyeneche y Piazzolla.

«Soy el único responsable de lo que hago musicalmente, eso me ha dado la tranquilidad de buscar lo que siempre quise hacer. Este año tengo la madurez para hacer lo que quiero y cumplir la promesa que hice. Nací en Río de la Plata, Argentina, tengo en mi ADN el tango circulando por mis venas», confiesa Montaner.

Durante su comparecencia ante los medios de comunicación el patriarca del clan Montaner reveló que si hubiera cumplido su promesa al inicio de su carrera no hubiera disfrutado tanto el álbum como ahora. Cuando daba sus primeros pasos en los escenarios, cuenta, no tenía la madurez y la seriedad que tiene en este momento de su vida.

«Cuando era niño mi abuelo me decía: vos sos el Gardel de la familia». Que me lo dijera me hacía mucha ilusión. Él tenía como gran referente del tango a Carlos Gardel y cuando me lo decía, sentía que me estaba diciendo: tú eres mi nieto favorito. Creo que al comienzo de mi carrera, en ese entonces, capaz no hubiera valorado haber hecho el álbum. No lo hubiera realizado con tanta libertada y seriedad como ahora», confiesa.

Tango lo define como un álbum con el que soñaba desde hace muchos años, una promesa por cumplir y, sobre todo, un recuentro con sus raíces. Aunque nació en Argentina, de joven viajó a Venezuela y se residenció en Maracaibo, donde siguió cultivando su pasión por el género.

Cuando tenía 14 años el cantante de tango argentino Enrique Dumas se presentó en un pequeño local de la capital zuliana. Como era muy joven, relata, sus padres no podían llevarlo con ellos al concierto  y se tuvo que quedar. «Cuando llegaron, me vieron la cara larga y me dijeron: como no pudiste ir a escuchar el tango, te trajimos el tango a la casa. Enrique Dumas nos visitó, mi mamá hizo unas empanadas y él cantó en nuestra casa», cuenta.

Desde entonces, afirma, su compromiso con el género siempre ha estado presente. «Siempre he hecho un asomo de tango en mis conciertos. Para mí es una gran responsabilidad pero también un gran reto», asevera.

Para este nuevo álbum, Montaner estaba seguro de qué temas no podían faltar. El viaje emocional por el que quiere guiar a sus seguidores empieza con «El día que me quieras» de Carlos Gardel, al que considera el tango más emblemático y reconocido del género. Sabía que quería incluir el favorito de su papá, «Nostalgias», y el favorito de su mamá, «Cuartito azul». Por eso, para él fue un reto cuando el productor Gerardo Rozín le dijo que debía cerrar el álbum con «Fuimos» de Homero Manzi.

El estreno de Tango se da, además, en medio del anuncio del primer tráiler del reality show en Disney  Los Montaner, que sigue la vida de la familia en su día a día. El cantautor anunció su próxima gira por Europa entre noviembre y diciembre. El recorrido lo llevará a presentarse el 24 de noviembre en Isrrael; el 26 en Madrid, España; el 27 en Barcelona, España; el 29 en Düsseldorf, Alemania y el 30 en París, Francia. Luego, en diciembre, continuará su recorrido el 2 en Canarias, el 3 en Tenerife, el 6 en la Coruña, el 7 en Bilbao, el 9 en Milán, el 10 en Zúrich y el 11 en Londres.

 

 

 

Noticia: El Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *