Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

Madonna llegó por todo lo alto a Medellín para acompañar a Maluma en su concierto

450923e73a243869663992a9409a5e64529f4c03w

El cantante urbano le regaló a todo su público colombiano una noche inolvidable y donde fue catalogado como un concierto histórico. El hilo conductor de la noche empieza recordando los 10 años de trayectoria que concluyó con la presentación junto a la reina del pop Madonna.

Al lugar asistieron 54.000 espectadores que colmaron el estadio Atanasio Girardot, que acompañaron con gritos y cantando junto al artista uno de sus éxitos «Hawai». Maluma al ver esto se conmovió y se le pudo ver con lagrimas en la cara tras cumplir su sueño de cantar en su ciudad natal convertido en una estrella mundial.

Enfundado en un traje rosado, a juego con su cabello teñido, y con un ostentoso colgante en representación de su perro, un dóberman llamado Buda, Maluma volvió a pisar el Atanasio tras once años en un espectáculo en el que no faltó detalle, incluida una grúa desde la que bajó de la parte alta del estadio.

El show estuvo precedido por un video en el que participaron artistas de la talla mundial de Shakira, Jennifer López y J Balvin como antesala a la aparición de «Papi Juancho», nombre que ha venido empleando el artista colombiano y que da título a su último álbum, que se apoderó del escenario instalado en forma de cruz.

A «Hawai», con la que comenzó la función, le siguieron «Madrid», «Parce», «Corazón», «11 p.m.» y «HP», entre otras, que sonaron a través del micrófono del reguetonero y desde las gradas del estadio, donde sus seguidores cantaron a viva voz todos sus éxitos.

Si bien el espectáculo fue una fiesta y Maluma puso a bailar a «Medallo», también hubo tiempo para una parte más íntima donde el artista, con un piano blanco mientras pétalos caían del cielo, cantaba «ADMV», una canción de amor que aprovechó para hablar de su novia y celebrar que después de haber buscado el amor «tan lejos», lo encontró «muy cerca».

Tras este cambio de registro, vino una nueva etapa del concierto en la que armado con un chaleco negro y un vestuario mucho más rudo, Maluma vio como el escenario se llenaba de motocicletas y llamas salían del escenario en un clímax.

«Medellín» fue la canción que cantaron la reina del pop y el colombiano mientras se apoderaban del escenario bailando y provocando al más puro sugerente estilo Madonna.

El acto final fue, de nuevo, «Hawai», con la que cerró el ciclo de la mano de los niño de la fundación El Arte de los Sueños, que él mismo creó para promover la música.

 

 

 

Fuente: El Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *