Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

Meghan y Harry se despiden definitivamente de la realeza en Gran Bretaña

meghan-getty9-t

Relajados y sonrientes, el príncipe Harry y su esposa Meghan hicieron este lunes, 9 de marzo, su última aparición como miembros de la realeza británica, acompañando a la reina Isabel II en un oficio religioso en Londres, antes de dar el salto a su nueva vida.

El duque y la duquesa de Sussex asistieron junto a los otros miembros de la familia real a una misa la Abadía de Westminster con motivo del día de la Mancomunidad británica.

Meghan vestida de verde con un pequeño sombrero estilo beret ladeado y zapatos nude, Enrique con traje azul y corbata clara del mismo color, se sentaron en segunda fila.

El duque y la duquesa de Sussex asistieron junto a los otros miembros de la familia real a una misa la Abadía de Westminster con motivo del día de la Mancomunidad británica.

Meghan vestida de verde con un pequeño sombrero estilo beret ladeado y zapatos nude, Enrique con traje azul y corbata clara del mismo color, se sentaron en segunda fila.

Frente a ellos se situaron los pilares restantes de la realeza: la monarca de 93 años, el hermano mayor del príncipe, Guillermo, y su esposa Catalina, y el padre de ambos, Carlos, junto a Camila.

El evento televisado marcó la última vez que la pareja trabaja con todo el clan Windsor antes de partir a Norteamérica para un exilio autoimpuesto. No hubo apretones de mano en la pomposa observancia, al parecer debido al nuevo coronavirus.

El servicio puso fin a un drama de dos meses que comenzó cuando Enrique y Meghan anunciaron sus planes de renunciar a sus papeles como parte integral de la familia real e incorporarse a un mundo donde tendrán que ganarse la vida por sí mismos. Es un territorio inexplorado para la Casa de Windsor, cuya única guía de inconvenientes potenciales ha sido la enmarañada abdicación de Eduardo VIII en 1936.

El servicio del Commonwealth es un evento importante en el calendario real, principalmente porque la reina de 93 años ha apoyado a la organización la mayor parte de su vida. Se convirtió en jefa de la red de 54 países en 1952, cuando apenas tenía 26 años.

Enrique y Meghan fueron escoltados a sus asientos antes de la llegada de la reina en lugar de esperarla y caminar con ella por la iglesia como lo hicieron el año pasado. En un cambio de orden, el príncipe Guillermo y su esposa Kate, duquesa de Cambridge, tampoco participaron en la tradicional procesión de la reina, haciendo menos llamativa la ausencia de los miembros salientes.

La reina les dio a Enrique y Meghan los títulos de duque y duquesa de Sussex el día de su boda. A partir de fines de marzo, los Sussex ya no usarán sus títulos reales mientras buscan su libertad financiera en Norteamérica.

Se espera que la pareja se mantenga al menos parcialmente dando charlas y conferencias, algo que puede rendirles hasta 400.000 dólares por evento a los oradores más buscados como el expresidente estadounidense Barack Obama. Ya dieron al menos una charla el mes pasado en Florida, en una conferencia de JPMorgan, pero no se sabe si les pagaron ni cuánto.

Entre otras cosas tendrán que pagar por su seguridad, pues el gobierno canadiense dijo que no cubrirá este gasto de la pareja una vez que se retire de sus deberes reales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *