Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

Luis Fonsi confesó que le gustaría trabajar en un nuevo tema musical con un grupo de K-pop

luis-fonsi

Luis Fonsi ha demostrado durante toda su carrera artística que es un excelente cantante y que puede adaptarse a cualquier género musical. El puertoriqueño dice de sí mismo que es «muy pachanguero para hacer balada pura y demasiado romántico para los temas solo rítmicos», una filosofía que lo ha llevado al punto intermedio, a conectar «los cables de los estilos de diferente manera» y a convertir la música en un idioma común sin fronteras.

Es la fórmula que le ha llevado a mezclar bachata dominicana con reguetón en su última apuesta musical, el tema «Bésame«, junto al también puertorriqueño Myke Towers, y la que le condujo a entablar sinergias entre el mundo anglosajón y el latino con Justin Bieber,  Demi Lovato o, la más recientemente, con Nicole Scherzinger.

«Y me encantaría trabajar con un grupo de K-pop, porque eso es lo que me gusta, salirme de mi zona de confort, mezclar estilos, colores, sabores… Eso es la música», suscribe en una charla con Efe este músico, que llegó a grabar una versión en mandarín de su éxito mundial «Despacito».

Luis Fonsi reivindica ahora en «Bésame» las ganas de «besar a la gente, de abrazarla y de bailar pegadito» en un contexto aún vigente de pandemia «y de celebrar eso que es tan importante para nosotros, especialmente para los latinos».

«El mundo necesita bailar y alegría», señala este compositor e intérprete, que ha trabajado para ello con uno de los nombres punteros del urbano latino, Myke Towers, al que conoció en un ascensor durante los Premios Billboard, donde quedaron en trabajar juntos algún día.

La oportunidad se presentó con este tema. «Es una canción curiosa porque tiene mucha influencia de bachata, pero ninguno de los dos venimos de ahí. Es lo que demuestra que la música es universal y que, cuando se quiere, se habla el mismo idioma», opina.

«Nadie te puede decir que no puedes mezclar un riff de bachata con un beat de reguetón con un cantante pop, porque no hay reglas, y eso es lo que me encanta de mi trabajo», reivindica en su empeño por «conectar los cables de manera diferente, con todo el respeto para los estilos puros».

Luis Fonsi afirma que no piensa en géneros, sino en canciones y momentos ya que para el artista es unos de los pilares fundamentales para lograr un gran tema musical. Pero para el artista le resulta más fácil componer baladas «con una guitarra y una idea, puedo hacer cien baladas en una tarde, porque yo vengo de ahí.» Sin embargo, Fonsi asegura que al momento de estar en un escenario disfruta escuchar los compases de ‘Échame la culpa’ o ‘Despacito’ porque le encanta ver a su público bailando y sacando sus celulares para grabar el momento.

Ese gusto por el «sube y baja» de pulsaciones es lo que le lleva a definirse como un artista de discos, el formato en el que puede mostrar todo su abanico de posibilidades. El próximo, que tomará el relevo a VIDA (2019), verá la luz probablemente «a finales de este año».

«Está básicamente listo, con muchas sorpresas grabadas, y creo que va a ser muy especial, porque se hizo de una manera diferente en un momento diferente y eso va a estar reflejado en cada canción», anticipa.

Antes de eso, habrá oportunidad de volver a verlo en España como coach del concurso de talentos La Voz junto a Alejandro Sanz, Malú y Pablo Alborán, quien se estrena en esta posición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *