Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

Los duques de Sussex celebraron el bautizo de su hijo Archie discretamente

Britain's Prince Harry and Meghan, Duchess of Sussex are seen with their baby son, who was born on Monday morning, during a photocall in St George's Hall at Windsor Castle, in Berkshire, Britain May 8, 2019. Dominic Lipinski/Pool via REUTERS

Archie Harrison Mountbatten Windsor recibió en la capilla del Palacio de Windsor las aguas bautismales que, como lo marca la tradición, procedían del Río Jordán.  Ofició la ceremonia el Arzobispo de Canterbury, Justin Welby, quien también casó a los padres del recién cristianado. El pequeño utilizó el mismo modelo de faldellín que llevó el príncipe Harry un día similar. Se trata de una réplica exacta al que llevó en 1841 la hija de la reina Victoria, Victoria Adelaide Mary Louisa y que se dejó de usar en 2004.

La nueva pieza la hizo por encargo de Isabel II, la diseñadora Ángela Kelly, para preservar el traje original, para ello utilizó encaje de Honiton y seda. Existe otro exactamente igual, ésto se hizo por seguridad y previendo el nacimiento de gemelos en la familia real.

Una de las incógnitas de esta ceremonia ha sido los nombres de los padrinos. En la foto oficial tomada por Chris Allerton, el mismo que realizó las gráficas de la boda de Harry y Meghan, aparecen los duques de Sussex, los abuelos de Archie, el príncipe Carlos y Dorian Ragland, los duques de Cambridge, Lady Jane Fellowes, duquesa de Fellowes y Lady Elizabeth Sarah Lavinia McCorquodale, hermanas de Diana; por lo tanto tías de Harry y William.

En esta oportunidad no estuvo presente la reina Isabel II porque ella había contraído un compromiso antes de que se fijara la fecha del bautizo. Se quiso cambiar el día pero iba a resultar más complicado para que el príncipe Carlos pudiera estar también presente y se prefirió dejar la del 6 de julio, según lo explica el Daily Mail.

Meghan seleccionó un traje blanco, de corte sencillo de Dior, así como un tocado de la misma casa francesa y en el mismo tono del traje, adornado con una red que caía discretamente en la parte frontal y un drapeado en tul. Como joyas, unos zarcillos cortos con un diamante cada uno, el anillo de compromiso y la alianza matrimonial.

Noticia de: El Universal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*