Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

Game of Thrones la gran vencedora en la noche de los Emmys

170918_game_of_thrones_emmys

Game Of Thrones extendió su reinado televisivo en los Emmy, llevándose el premio a la mejor serie dramática, mientras que The Marvelous Mrs. Maisel arrasó con su primera temporada en los apartados de comedia de los galardones más importantes de la pequeña pantalla.

American crime story: El asesinato de Gianni Versace, producción en la que el venezolano Edgar Ramírez encarna al diseñador, gano como  mejor miniserie.
El galardón a mejor actor de reparto de miniserie al que aspiraba Ramírez fue para el veterano actor Jeff Daniels por su trabajo en Godless de Netflix.
Con nueve premios en la 70 edición de los Emmy, Juego de Tronos de HBO amplió ayer hasta las 47 estatuillas su récord absoluto en estos galardones, en los que es la producción más premiada de la historia, reseñó Efe.
Tras ausentarse en 2017 de los Emmy por el retraso de su séptima temporada, la serie de fantasía épica regresó por la puerta grande y sumó su tercer Emmy a la mejor serie dramática tras los de 2015 y 2016.
Claire Foy, la reina Isabel II de The Crown, dio la sorpresa como mejor actriz al destronar a Elisabeth Moss de The Handmaid’s Tale, serie que fue una de las derrotadas de la velada.
Por su parte, Matthew Ryhs otorgó la mejor despedida posible a la serie de espías The Americans al llevarse el premio al mejor actor dramático, que dedicó a su pareja en la vida real y en esta producción, Keri Russell.
Como una aplanadora pasó por las categorías de comedia The Marvelous Mrs. Maisel, ya que se llevó el premio a la mejor serie, mejor actriz protagonista (Rachel Brosnahan), mejor actriz de reparto (Alex Borstein), mejor dirección y mejor guión (ambos para Amy Sherman-Palladino).
Así, Juego de tronos, con nueve premios, fue la más reconocida por delante de The Marvelous Mrs. Maisel, con ocho estatuillas, mientras que por compañías HBO y Netflix empataron a 23 reconocimientos.
La noche no dio ninguna alegría a los latinos, puesto que Antonio Banderas (Genius: Picasso), John Leguizamo (Waco) y Penélope Cruz, Ramírez y Ricky Martin (los tres por American Crime Story: The Assassination Of Gianni Versace) no pudieron salir como vencedores en sus categorías.
Mensaje a los venezolanos
Luego de la alfombra roja, donde lució muy elegante, Ramírez dio declaraciones al diario El País y envió un mensaje para los venezolanos y las naciones del continente: “A los que están caminando aliento y a los que están resistiendo certeza. A todo el mundo que abra sus corazones y que abran sus fronteras porque esto le podría pasar a cualquiera”.
La ceremonia
El sarcasmo y la ironía descorcharon la noche por medio de una canción titulada Lo solucionamos, acerca de los problemas de falta de diversidad en Hollywood y que contó con un fragmento de ritmo latino a cargo de Ricky Martin.
Además, la ceremonia contó con unos premios ficticios llamados “Emmy de la reparación”, que exaltaron la labor de veteranos actores negros que no habían sido galardonados.
Estos Emmy también eran los primeros tras el movimiento “Me Too” y el terremoto de escándalos sexuales que traumatizaron a Hollywood, por lo que los presentadores de la gala, Colin Jost y Michael Che, dieron la bienvenida a los talentos de Hollywood “que no han sido pillados todavía”.
La velada tuvo momentos para el humor y las lágrimas, pero nadie pudo superar a Glenn Weiss, quien, tras llevarse el Emmy a la mejor dirección de un especial de variedades por la última ceremonia de los Óscar, aprovechó su discurso de agradecimiento para pedirle matrimonio a su novia Jan, que se encontraba entre el público y dijo “sí, quiero”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*