Share, , Google Plus, Pinterest,

Print

Posted in:

El cantante Raphael reconoce que le debe mucho a su esposa y la define como «una madre maravillosa»

raphael-natalia-cordon-t

Parece que los años no pasan por él… y ya van 78 cumplidos hace poco más de una semana. Raphael celebra además la friolera de seis décadas ininterrumpidas sobre los escenarios, donde aún sigue irradiando la fuerza y el poderío que le caracterizan desde el primer día. Su dilatada carrera tanto a nivel nacional como internacional es un éxito indiscutible, pero esta no sería tal sin el apoyo incondicional que le han dispensado los suyos durante tantísimo tiempo. El cantante de Linares lo sabe bien, algo que expresa sin tapujos: «Esta aventura sin mi mujer hubiera sido imposible», confiesa al recordar cómo Natalia Figueroa «me ayudó siempre» y lo sigue haciendo hoy en día, reconoce que «mi familia ha funcionado» gracias a la persona que tiene al lado, a quien ha definido como «una madre maravillosa» para sus tres hijos: Jacobo, Alejandra y Manuel.

«Ella ha hecho posible lo imposible», reitera Raphael al hablar de la que es su compañera de viaje desde que se casaron en 1972 y con la que el próximo año celebrará sus bodas de oro. Sobre los sacrificios personales que ha tenido que hacer debido a una profesión tan intensa, el cantante de Yo soy aquel asevera que siempre procuró compaginar las cosas. Incluso, «ellos han viajado conmigo» cuando su trabajo le obligaba y «hemos tenido casa en México, en Estados Unidos…» donde sus hijos estudiaron, ha recordado. Pero hubo otras épocas en las que «yo iba y venía, me pegaba unas palizas tremendas en los aviones por las giras que duraban meses…», relata. «Hasta que llegó un día, pasados ya unos cuantos años, que ella (Natalia) me dijo: mira, yo me quedo en Madrid con los niños y tú ve por ahí pero que sea lo más corto posible», contaba Raphael con una tierna sonrisa durante su entrevista en el plató de Viva la vida.

Volviendo al presente para hablar de cómo está viviendo la pandemia, Raphael confiesa que «los primeros momentos fueron muy tristes y duros», pero «menos mal que tengo una familia muy unida». Cuenta que «he estado sin ver a mis hijos tres meses y eso que vivimos cerca», si bien «mi mujer y yo solo hablábamos con ellos por videoconferencia» para prevenir cualquier contagio. A pesar del COVID, su incansable tenacidad y la absoluta pasión por lo que hace le llevaron a sacar hace unos meses un nuevo trabajo discográfico, esta vez repleto de grandes duetos. «Estamos encantados, me ha dado muchas alegrías y es una de las mejores cosas que he podido hacer», declara el artista. Además, muy pronto comienza un nuevo tour por España que dará el pistoletazo de salida el 13 de junio en Barcelona. «He tenido la fortuna de ir añadiendo generaciones a mi público, aunque todavía no me explico cómo ha ocurrido», sostiene Raphael, quien sí reconoce que tal vez su música «se ha ido dejando en las casas como herencia» y de ahí ha ido pasando de padres a hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *